<< El que viva verá. Me viene la idea de que, en secreto, persigo la historia de mi miedo. O, más exactamente, la historia de su desenfreno, más precisamente aún, de su liberación. Sí, de veras, también el miedo puede ser liberado, y en ello se ve que forma parte de todo y de todos los oprimidos (....)
La mujer libre aprende a apartar sus miedos poco importantes y a no temer al único gran miedo importante, porque ya no es demasiado orgullosa para compartirlo con otras...>>

Casandra, Christa Woolf


"¿Quiénes sois vosotros para decretar quién debería seguir vuestras normas y leyes inventadas?" Layla Anwar, Mujeres en Iraq: nubes rosas y rojas



miércoles, 1 de febrero de 2012

una de señoras bienpensantes (de mierda...)

voy en el metro
entran unas chicas muy jóvenes
faldas muy minis
tacones imposibles
pantalones dejando ver más allá de donde se supone que acaba la pierna...
lo sé porque voy leyendo y de pronto escucho: "¡qué mal gusto!, ¿no tendrán espejo al que mirarse?"
y veo que arruga el morro. literalmente.
y aún más: "si es que es una provocación. van provocando."
su amiga asiente.
quien habla es una señora que no tendrá más de 55 años
y lo repite: "provocando"
cuando las adolescentes se marchan del vagón ella vuelve a mirarlas y a arrugar el morro
mi mirada hace tiempo que se ha clavado en ella
me a-s-q-u-e-a
le arrugo el morro con cara de a-s-c-o
a ella
la bien pensante
la bien arreglada
recatada
correcta
la que juzga y decide...
hoy me da igual no estar instalada en la comprensión que tantas veces me ayuda a que no me salgan úlceras...
hoy dejo salir mi enfado, mi ira
"¿le gustaría que las agredieran? ¿es eso? ¿así aprenderían, no? que las violen, ¿verdad? ¡que así no volverán a salir vestidas como unas putas!"
cuando salgo del vagón soy yo la que sigue llevando arrugado el morro...
por eso no me gusta ponerme así...
y encima me da por ponerme a "filosofar" a voces, desde la víscera (¿es que acaso se filosofa de alguna otra forma?):
"señoras como usted son las que hacen necesarias a las beatriz espejo, a las virginie despentes, y a las zorras..."
s-e-ñ-o-r-a-s de mierda y los "putos príncipes azules bienpensates que vienen a protegernos de nosotras mismas..."
y sigo refunfuñando
supongo que desde fuera puedo resultar hasta divertida (refunfuñando por el anden miestras el vagón hace tiempo que cerró sus puertas con la señora y su amiga -eso sí, ojipláticas tras mis voces- adentro...)
pero no me divierte. en absoluto.
su "provocando" resuena una y otra vez en mi cabeza
en mi estómago que es algo así como mi conciencia...
no es un detalle sin importancia
es el germen del sistema en que se sustenta la violencia contra nosotras
las mujeres-putas...
... porque no lo olvidemos: en la moral patriarcal, cualquier mujer que sufre una agresión es sospechosa de haberla provocado...

quiero dejar de refunfuñar...
me acuerdo de las vulpes
de itziar ziga y su manada
de mis pequeñas y queridas compañeras empuñando pistolas imaginarias mientras gritan: "ten cuidado, ¡somos violentas!"

no me gusta estar ahi (en la visceralidad constante, digo. en el enfado o la bordería por bandera.)
no es mi posición vital porque no me ayuda a encontrarme mejor... (sí el placer, el sentido del humor... la transformación y libertad de ser...)

pero qué bien sienta a veces dejar salir la rabia, c-o-ñ-o...

"usted sí que va provocando, señora! joder!"

(a la próxima creo que le meto hasta una colleja...)

3 comentarios:

Ayten dijo...

JAJAJAJAJJAJAJAJAJAAAAA....!!!!
Qué jefas.. seguro que eran las típicas tiranas que llevan máscara en lugar de cara, y se camuflan en potingues para sentirse atractivas y jóvenes.... ENVIDIA, SEÑORAS, PURA ENVIDIA.
Ojalá dejen de importarnos algún día sus juicios, y podamos provocar sin culpa y jugar a ser tan atractivas como nos salga de los ovarios.

Pat dijo...

si, linda, que podamos hacer lo que queramos... :-)

a mi me la refanfinflan sus juicios, es más bien la normalización de la agresión que subyace a sus afirmaciones lo que me rejode...

bs

Unknown dijo...

http://marcosliberatore.blogspot.com/